Cisneros, entre el Chiborra y el Cardenal